Categorías
Televisión

La antioqueña María Clara quedó eliminada del Desafío Súper Humanos

Se fue la última mujer que quedaba en la competencia, luego de una apasionante prueba que daba dos cupos a la prueba final, la paisa quedó en  tercer lugar y por ello tuvo que ir al último Desafío a Muerte junto a Julián, allí el cachaco fue más hábil y ganó el último cupo a la prueba final, por eso la antioqueña María Clara quedó eliminada del Desafío Súper Humanos.

Último Desafío de Salvación

La partida de Milena supuso el fin de muchas competencias y el inicio de la etapa final del reality, pues al día siguiente de la partida de la cachaca, a los desafiantes en juego les fue anunciado el último Desafío de Salvación.

La prueba por supuesto no era un paseo de rosas, pues los participantes debían poner a prueba todas sus capacidades físicas y su resistencia para tener éxito en ésta, aquí los crossfiters tenían ventaja. Al final y después de un desgaste tal vez nunca antes visto en este Desafío por parte de los participantes, Tin fue el ganador de la prueba y Ángel quedó en segundo lugar, por lo cual ambos estarían en la prueba final que da dos cupos a la gran final en vivo que será este martes en Bogotá.

Al final de la prueba se desató otra de tantas polémicas que ha habido en este reality, pues Julián se despachó contra Ángel y lo llamó facilista entre otras cosas, por haber usado el camino empleado por el cachaco en uno de los obstáculos en la prueba. Ante esto el costeño reaccionó con diplomacia y no recriminó en absoluto las palabras del cachaco, solo dijo que su acción había sido avalada por el juez de las competencias, nada más.

Pero luego de que los participantes se despidieron de Margarita y quedaron solos, Tin le dijo a Julián que sus críticas hacia Ángel se habían visto muy mal y que toda esa bondad y generosidad que había demostrado al compartir sus ganancias en las pruebas con los demás se habían visto empañadas por sus palabras hacia el costeño. Julián le respondió a Tin argumentando que se sentía traicionado y abandonado por Ángel porque el costeño solo está con los antioqueños y nunca con él.

El incidente quedó ahí y no pasó a mayores, aunque si fue un momento de tensión. Pero pasada la pagina, esa misma noche la producción envió a los desafiantes a un barman para que los atendieran, se relajaran y celebraran los resultados de la última prueba. Al día siguiente María Clara y Julián tenían que enfrentarse en el último Desafío a Muerte.

Último Desafío a Muerte

Después de despedirse de Tin y Ángel, María Clara y Julián fueron muy motivados a la competencia. Allí la paisa y el cachaco debían demostrar toda su destreza, puntería e inteligencia en una prueba en la que la fuerza pasó a un segundo plano. Al final Julián, que lideró durante toda la prueba, terminó imponiéndose y dejó así eliminada a María Clara, quien se despidió del Desafío Súper Humanos entre lágrimas.

La sorpresa para los tres finalistas

Esa misma noche de la prueba, Julián regresó a la residencia y les contó a los demás todo lo sucedido en la prueba, como era de esperarse, Tin lamentó que no fuera su paisana y amiga María Clara la ganadora de la prueba. Pasado un rato después de eso, Tata y Marcela les dieron un cofre a cada uno que contenía una sorpresa. Cada quien se retiró a su alcoba para revisar el cofre en privado y cuando lo hicieron vieron que en él había un celular que era obviamente para hablar con un ser querido en Colombia. Tin y Ángel hablaban con sus mamás y Julián con su esposa, pero la verdadera sorpresa vino después cuando les desafiantes se dieron cuenta de que sus seres queridos con quienes hablaban por celular no estaban en Colombia sino que estaban allí mismo en la residencia fit y a todos por supuesto la visita los tomó por sorpresa.

Todos se alegraron de tener a sus familiares allí con ellos, incluso Julián no pudo contener el llanto al ver a su esposa allí en la misma habitación. Cada uno compartió durante un rato con su ser querido en la habitación y luego todos se reunieron y se relacionaron entre todos. Después de eso también tuvieron la oportunidad de cenar juntos los seis y por si fuera poco, Tata y Marcela les dieron la grata noticia a los desafiantes de que sus familiares allí presentes podrían acompañarlos también a la prueba final, un detalle muy emotivo para ellos sin duda.

Solo le quedan dos capítulos a esta gran aventura que durante meses nos mantuvo pegados al televisor, pero no cabe duda que lo mejor está por venir, pues al ser la próxima la última prueba del Desafío Súper Humanos, seguramente será la mejor y allí sabremos quienes serán los dos finalistas que irán a la gran final en vivo en Bogotá, por lo cual estos dos episodios son imperdibles.