El equipo de los santandereanos desapareció del Desafío Súper Humanos

El equipo de los santandereanos desapareció del Desafío Súper Humanos, pues Juan Carlos no pudo terminar la prueba de capitanes por lesión.

Santandereanos desapareció del Desafío Súper Humanos

Tal y como lo habíamos anunciado, el capítulo de este viernes prometía estar de infarto, pues cada equipo iba a enviar a su capitán a una competencia en la que el perdedor iba a tener que bajar la bandera de su equipo.

Luego de la eliminación de Mafe Bylander de los santandereanos, la competencia se alistaba para entrar en una nueva etapa, ya que mientras se despedía de los concursantes de los distintos equipos, la misma Mafe fue la encargada de dar un mensaje que decía que el juego entraría en otra fase y que uno de los equipos desaparecería.

Dicho lo anterior, cada equipo eligió su capitán para enviarlo a defender su región y después solo los elegidos fueron a la competencia. La prueba, tal y como lo mencionó Margarita Rosa, no era para cualquier concursante, sino para los más tenaces y aguerridos. Se trataba de una pista de obstáculos, con unos colgantes como su punto más difícil. Los competidores debían hacer un recorrido de ida y vuelta cargando cada uno un chaleco de 20 kilos, y el último en llegar tendría que bajar la bandera de su equipo.

En la primera parte de la prueba los más destacados fueron el Ninja de los cachacos, quien lideró la prueba en el trayecto de ida, y Ángel de los costeños, los demás venían un poco más rezagados. Pero en el trayecto de vuelta, Ninja se enredó en uno de los colgantes y Ángel aprovechó para superarlo. Este hecho llamó especialmente la atención, pues como era una sola pista para todos, cuando a Ninja se le enredó el chaleco en el obstáculo de los colgantes, varios competidores, en especial Ángel que venía detrás, tuvieron la oportunidad de ayudarlo a desenredarse, pero ninguno de los que estaban cerca lo hizo. Solo Juan Carlos de los santandereanos, quiso ayudar a Ninja, que para ese momento ya había sido superado por Ángel.

Luego de ese curioso hecho la prueba continuó y Ángel de los costeños fue el vencedor, Ninja llegó en segundo lugar, luego los demás. El único concursante que no terminó la prueba y que por supuesto perdió, fue en santandereano Juan Carlos, a quien la lesión le ganó la batalla, y vio como su equipo desaparecía de la competencia. Ángel por haber ganado este desafío, le da a su equipo el privilegio de escoger a qué equipo irán los competidores de la ya desaparecida región de los santandereanos.

Luego de que los capitanes regresaron a sus playas, en playa oro, Ninja comentó a sus compañeros el desarrollo de la prueba y también les dijo que de no haber sido por la ayuda que le brindó Juan Carlos, probablemente hubiera perdido. Eso sí, dijo que le sorprendió de manera ingrata lo que sucedió en el obstáculo de los colgantes, pues le pareció desleal que los otros competidores, en especial Ángel, no lo ayudaran cuando se había visto enredado. El resto de su equipo también lo vio así y lo tomaron como un gesto de mal gusto y dijeron que los costeños, en este caso Ángel, sacó provecho del tropiezo de Ninja.

Por otro lado, los santandereanos recibieron con tristeza la noticia de que Juan Carlos había perdido y que por tal motivo el equipo desaparecería. Y como si eso no fuera suficiente, al verse tan magullado después de la competencia, Juan Carlos tomó la decisión de abandonar el Desafío Súper Humanos a causa de sus lesiones.

También, en playa bronce los costeños celebraron con mucha alegría la victoria de Ángel, así como los cafeteros también se alegraron de que su equipo no desaparecería. Sobre el episodio con Ninja, Ángel comentó que se dio cuenta que el competidor del equipo cachaco se había enredado, pero que no quiso ayudarlo porque según él, a los cachacos les hace falta humildad y aceptar que necesitan de los demás, y esa era la ocasión para hacérselo sentir. Tomás de los cafeteros, también comentó que pudo ayudar a Ninja, pero que de haberlo hecho, se hubiera puesto la soga al cuello, pues iba en los últimos lugares y no quería perder la competencia.

En cuanto a cómo decidirían distribuir a los santandereanos en los otros equipos, los costeños piensan “dar una manito” a los cafeteros y por eso quieren enviarles a Valentina a reforzar al equipo, mientras que con Leo no saben qué hacer, ni tampoco saben que Juan Carlos se retiró de la competencia.

Todo sumado, el de anoche fue un capitulo verdaderamente vibrante, que trajo muchas emociones por la difícil competencia, y una que otra controversia por lo que sucedió con Ninja, y que por supuesto tiene opiniones divididas. Además dejó como resultado el primer equipo que desaparece en esta nueva edición del desafío, y del que también se retiró Juan Carlos por culpa de las lesiones. Es un suceso triste para los santandereanos haber tenido que bajar su bandera, pero también es algo bueno para la competencia, pues antes de desaparecer como equipo, Juan Carlos y compañía venían con un desempeño muy pobre, y tal vez ahora que van a estar con otros equipos puedan hacerlo mejor. Veremos que sucede en esta nueva etapa de la competencia que desde ya se ve muy prometedora.