Leonardo es el primer hombre eliminado en el Desafío Súper Humanos

Leonardo es el primer hombre eliminado del Desafío Súper Humanos al perder en el Desafío a Muerte contra el vallecaucano Leandro.

Primer hombre eliminado del Desafío Súper Humanos

Aunque el santandereano Juan Carlos ya había abandonado la competencia, el motivo de su partida fue una lesión que no le permitió continuar. Pero en el último Desafío a Muerte que enfrentaba a vallecaucanos y cafeteros, Leandro fue el vencedor y de esta forma, Leonardo es el primer hombre eliminado en el Desafío Súper Humanos.

La tercera fue la vencida para Leo, que ya había estado en Desafío a Muerte con Esmeralda y Angélica y aunque a las dos las había vencido con comodidad, esta vez no pudo imponerse en el duelo frente al vallecaucano.

Desafío Territorial

En este Desafío Territorial cada equipo tenía que escoger a un representante para participar de la prueba, y naturalmente, todos los equipos escogieron a un integrante que consideran fuerte. La prueba, que constaba de resistencia para cargar una esfera de hierro y de habilidad para desatar nudos para desenredar dicha esfera, constaba de dos fases: en la primera, los dos últimos participantes irían directamente a playa bronce y no podrían conservar sus monedas. Para la segunda parte los participantes en competencia se disputarían playa oro y playa plata, además del beneficio que siempre se le da al equipo vencedor.

Aunque el antioqueño Martín lideró ambas partes de la prueba, la segunda parte estuvo a punto de perder contra Julián de los cachacos, pero finalmente el paisa terminó imponiéndose y no dejó que su equipo perdiera playa oro. Leo de los cafeteros completó el podio y condenó a costeños y a vallecaucanos a playa bronce. Para estos últimos es la tercera vez consecutiva que están en la peor playa del Desafío y eso ha desestabilizado los ánimos en el equipo, mientras que los costeños tomaron con mejor actitud su caída en desagracia. Los tres equipos que mejor desempeño tuvieron quedaron todos conformes con su territorio, especialmente los antioqueños, quienes además gozaron de un día de buceo como premio por haber ganado la prueba. Pero después de un día maravilloso, tanto los paisas como las otras regiones se alistaban para un nuevo Desafío de Salvación.

Desafío de Salvación

Para este nuevo Desafío de Salvación los equipos debían los equipos debían transportar una escalera por el agua para bajar unas banderas de unas plataformas, pero para esta prueba en particular cada región debía tener verdadera malicia para “hacerles zancadilla” a sus rivales, pues antes de empezar a transportar la escalera, cada equipo debía amarrar la escalera de su rival y llenarla de nudos para que el equipo dueño de la escalera tardara más tiempo en empezar el recorrido.

Los cachacos ganaron el enfrentamiento de tres contra los antioqueños y los cafeteros, mientras que los costeños les ganaron a los vallecaucanos, dejando nuevamente los mismos ganadores y perdedores del último Desafío de Salvación.

Luego de la prueba, los equipos tuvieron la oportunidad de visitar nuevamente la tienda de alimentos y aquí se dio otro episodio de controversia, pues los participantes de cada equipo podían decidir o no si compraban una hamburguesa (a un precio muy alto eso sí). Cuando cafeteros y cachacos visitaron la tienda, el equipo de la capital de común acuerdo decidió comprar una para cada integrante. De los cafeteros, Tomas y Alejo pensaban hacer lo mismo, pero Leo los convenció y hasta los regañó para que no lo hicieran. Esto por supuesto despertó comentarios negativos hacia el santandereano por parte de los otros equipos que se enteraron del hecho y algunos participantes como Cheli y Leandro de los vallunos o Ángel de los costeños lo catalogaron de tacaño y manipulador.

Esta discordia sumada a otros eventos vistos en previos capítulos dejan con muy mala imagen a Leo, de quien algunos dicen que trata de manipular a sus compañeros de equipo. En todo caso, aunque fuera por desacuerdos entre participantes del mismo equipo o por no querer perder otro integrante, los equipos se alistaban para un nuevo Desafío Final.

Desafío Final

En el Desafío Final, que trataba de una prueba de coordinación y equilibrio más que de fuerza, el resultado fue el mismo de la última vez ya que los antioqueños tuvieron el mejor desempeño y ganaron la prueba. Sorprendió a propios y extraños el buen desempeño de la paisa Paola, a quien algunos participantes (incluso los de su equipo) veían como una participante débil y sin actitud.

Los vallecaucanos con esta nueva derrota demostraron ser el equipo con el peor desempeño desde que desapareció la región de los santandereanos y la competencia entró en una nueva etapa. Esto a su vez hizo que los miembros del equipo se cuestionaran si estaban haciendo las cosas bien y si el equipo siempre daba el máximo esfuerzo como comentó Leandro. Pero esos cuestionamientos pasaron a un segundo plano cuando tuvieron que decidir quién iría al Desafío a Muerte. Ellos como símbolo de buena amistad decidieron dejarlo a la suerte y echaron una moneda al aire que terminó dando como ganador de un desafortunado premio a Leandro, que tendría que jugarse la última carta en el Desafío más temido por todos.

Por el lado de los cafeteros, la polémica entre el santandereano Leo y los cafeteros originales Tomas y Alejandro continuó, pues al momento de decidir Tomas y Alejo querían que Leo fuera nuevamente al Desafío, pero este se mostró bastante desconforme y con una voluntad distinta a la que mostró cuando fue a enfrentarse contra Angélica y dijo que ya habían acordado que no iría dos veces la misma persona y que por lo menos debían echarlo a la suerte.

Pero ante la negativa de Tomas y Alejo, Leo utilizó todo tipo de argumentos para tratar de darle la vuelta a la tortilla, y aunque casi lo logra, pues Tomas y Alejo exaltaron su gran retorica, finalmente aceptó su cruel destino no sin antes utilizar un par de eufemismos para llamar a Tomas y Alejo cobardes por no ir al Desafío a Muerte.

Desafío a Muerte

Como los dos equipos sentenciados decidieron previamente quienes irían al Desafío a Muerte, el juicio de cada equipo no tuvo ninguna sorpresa. Ya en la prueba, Leandro y Leo se enfrentaron en una prueba en una pista de obstáculos en el agua que obligaba a los participantes a dar un gran esfuerzo y demostrar a su resistencia, además de destreza al momento de desamarrar una gran cuerda que había en una parte del recorrido.

Contrario a lo que mostró en sus otros dos Desafíos a Muerte, esta vez Leo se mostró muy errático y no pasó del obstáculo de los nudos, mientras que a Leandro se le dio muy bien la prueba y fue claro ganador del Desafío.

En su visita a las distintas playas para la despedida, Leo se mostró bastante sereno y aceptó su derrota con tranquilidad, se despidió de los demás participantes con amabilidad, eso sí, a Valentina, su antigua compañera de equipo, la trató como una participante más y no como su coterránea.

También, en su visita a playa oro los antioqueños les lanzaron indirectas a él y a Paola por los coqueteos que habían mostrado en episodios anteriores. Finalmente y antes de dar el último adiós, Leo les dejó un mensaje a todos los equipos en el que les informaba que otro equipo está por desaparecer en el Desafío. Se avecina una nueva etapa en la competencia, veremos cuál de las regiones tendrá que bajar su bandera en el próximo capítulo.