Opinión: Premios India Catalina 2015, Cuando vivir del pasado no cuenta

El columnista @Pink_Sauce analiza los parámetros que ahora se tienen en cuenta para que una producción gane el premio India Catalina.

Premios India Catalina, Cuando vivir del pasado no cuenta
opinion

Cuando el Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias (FICCI) decidió incorporar a la entrega de los Premios India Catalina al celuloide su propia versión para la televisión nacional, con el tiempo, llegó a consolidar la imagen de ser una premiación basada en criterios de calidad, no necesariamente ligadas al rating del producto o personaje que obtenía la estatuilla.

Todo esto cambió desde que RCN como canal privado no solo transmitía el evento, sino que a su vez patrocinaba oficialmente el certamen, que de otra manera se habría visto abocado a desaparecer como su homólogo Festival de Música del Caribe. Pero los Premios India Catalina se volvieron casi reservados para los productos RCN. Incluso, ello motivó que el canal Caracol desestimulara a sus actores de asistir al evento y a crear unos premios internos.

La tendencia pareció revertirse entre 2012 y 2014. En el primero de los años en mención, la brecha entre los dos canales disminuyó: 20 estatuillas para RCN, 13 para Caracol. En 2013, las cosas comenzaron a irle mal a RCN: 24 estatuillas para los de La Floresta contra apenas 5 para los de Las Américas. 2014 fue un empate técnico: Si bien arrasó varios premios importantes la aclamada Allá te espero, Caracol logró dos estatuillas más que sus rivales.

En 2015 vemos que de las 30 categorías, RCN predomina con gran parte de los bodrios con los que fue incapaz de conquistar a una teleaudiencia que se iba tras los cantos de sirena de Caracol. Algunos se rasgan las vestiduras considerando que es volver a lo mismo que se criticaba en años anteriores.
Sin embargo, es justo hacer un juicio revisionista y asumir que muchas de las producciones defenestradas por la organización del evento eran realmente unos bodrios infumables: ‘La Selecc10n 2′ demostró que las segundas partes pueden ser aún más malas que las primeras, ‘La Viuda Negra‘ no iba a ninguna parte, ‘La Suegra’ y ‘Bazurto’ fueron un insulto a la inteligencia; ‘Yo me llamo T3′, ‘Colombia´s Next Top Model 2′ y ‘La Prueba‘ pecaron por intrascendentes y Noticias Caracol, por ser toda una oda al periodismo que vive de la miseria ajena.

Por los lados de RCN, aunque ya bastante es incluir rotundos fracasos como Misión Impacto o Idol Colombia, al menos el descaro no alcanzó para incluir otros esperpentos como ‘La Playita’, ‘Los Graduados’, ‘Descaradas Mundial’ o hasta meter a empellones a ‘Avenida Brasil’, producción que está más allá del bien y del mal para estos certámenes poco transparentes.

No todo es malo: La televisión pública, con Señal Colombia a la cabeza, se alza con honrosas nominaciones, que demuestran que, si la Tv privada es inviable, aún hay algo que ver en aquellos canales que no dependen de la pauta comercial o exorbitantes presupuestos.

Que gane el mejor, o tal vez, el menos malo.