Kimberly Reyes habló de su papel en ‘Diomedes, el cacique de La Junta’

Kimberly Reyes contó como preparó su personaje de Lucía Arjona para la producción ‘Diomedes, el cacique de La Junta’ del Canal RCN.

Kimberly Reyes habla de su papel en la serie de Diomedes

En ‘Diomedes, el cacique de La Junta’, la actriz barranquillera le da vida a la mujer que inspiró a Diomedes Díaz para componer varios de sus más recordados temas musicales.

Cuando a Kimberly Reyes le confirmaron que podría realizar el casting para interpretar a Lucía Arjona, el gran amor del protagonista en ‘Diomedes, el cacique de La Junta’, la actriz de inmediato movió sus contactos para poder conocer a Patricia Acosta, la mujer verdadera en el que está basado este personaje.

Kimberly conocía a Rafael Santos y a Martín Elías, dos de los hijos de Patricia, y gracias a eso logró más fácilmente que la mujer que aspiraba a representar, le abriera las puertas de su casa y de su vida.

“Estuvo muy abierta a colaborarme. Es una persona muy amplia, amable, querida. Me atendió a mí y a mi familia. Hubo empatía. Me contó cosas que enriquecieron lo que yo más o menos tenía del personaje. Fue un aporte fundamental”, asegura Kimberly.

El director Herney Luna no dudó en elegirla y confirmarle que ella sería Lucía Arjona. Casualmente Luna fue el mismo que le dio la primera oportunidad a esta barranquillera en la actuación, cuando la escogió para que le diera vida a Luz Mary, otra pareja de una grande de la música, el Joe Arroyo.

De ese momento a la actualidad ya pasaron casi cinco años, tiempo en el que Kimberly se ha preparado y ha trabajado con disciplina para que sus personajes sean creíbles y que el público se sienta identificado con ellos. Ahora como Lucía Arjona en su etapa joven y adulta, le da fuerza a este personaje, tal como quería Patricia Acosta, que se mostrara una mujer muy enamorada de Diomedes, pero también con carácter, independiente e incluso por momentos, rebelde.

¿Qué es lo que más destaca de esta mujer?

Muchas cosas sobre todos esos años que pasó junto a Diomedes. Hay algo muy bonito en ella y es que no cuenta nada con tristeza. Patricia es una mujer que por muy duros que sean los momentos que pasó, te los cuenta como una anécdota bonita, alegre, que la llenó y la enriqueció. Creo que eso es lo que la hace fuerte. Lo que ella construyó con Diomedes fue un pilar bastante sólido. Hoy en día es una mujer llena de vida, espíritu.

Si Lucía, o en la vida real Patricia, no se hubiera conocido con Diomedes, ¿cree que él hubiese logrado ese mismo éxito?

Él ya nació con estrella, con una luz y un don especial de Dios. Pero ella fue su musa, su inspiración. Hubo como una conexión en el sentido en que esta mujer le despertó esa sensibilidad para componer y así expresarle lo que sentía. Por supuesto Diomedes le cantó a muchas mujeres más, pero con Patricia y en este caso Lucía, comenzó todo y se le despertó ese don. Creo que a partir de ahí, le fue más fácil desarrollar ese talento.

¿Qué tal es su relación con Orlando Liñán, el protagonista de esta producción y primerizo en la actuación?

Muy buena. Orlando se ha convertido en mi amigo, en mi confidente, en mi llave, en mi parcero. Tuvimos muy buena empatía desde el principio. Es una persona supremamente talentosa y desde antes de que se estrenara la novela sabía que le iba a ir muy bien. Verlo trabajar con tanta disciplina, responsabilidad, entrega, se siente en las escenas.