El costeño Kevin Vega quedó eliminado del Desafío Súper Humanos

El costeño Kevin Vega quedó eliminado del Desafío Súper Humanos al perder en el Desafío a Muerte frente a la santandereana Valentina.

Kevin Vega eliminado del Desafío Súper Humanos

Kevin Vega eliminado del Desafío Súper Humanos. El camino hacia la fusión es cada vez más estrecho y los participantes deben dar lo mejor de sí para no salir de la competencia. En ocasión del último Desafío a Muerte, vallecaucanos y antioqueños debieron enfrentarse y como viene siendo costumbre, ambos equipos enviaron a la batalla a participantes que no pertenecen a la región. Esta vez, el costeño Kevin Vega quedó eliminado del Desafío Súper Humanos.

Luego de la última eliminación que tuvo a los cafeteros como protagonistas y en donde Alejo eliminó a Tomás, era tiempo de pasar la página y de seguir adelante en la competencia ahora con un nuevo Desafío Territorial.

Desafío Territorial

En esta prueba los equipos debían tener cada uno un participante dentro de una esfera metálica y otros tres fuera de ella que irían ayudando a girar dicha esfera con el compañero dentro de ella para así atravesar la pista y sus obstáculos.

Aquí los cachacos volvieron a demostrar que han sido el equipo más constante a lo largo de todo el reality y que además sus refuerzos costeños Ángel y Karen les han sentado muy bien y han sido de gran ayuda en las competencias. Por estas razones el equipo volvió a imponerse en la prueba y ganaron nuevamente la estadía en playa oro. Los vallecaucanos esta vez alcanzaron el segundo lugar y los paisas fueron relegados a playa bronce, donde han estado ya varias veces.

Este Desafío Territorial tuvo una particularidad llamativa y fue que al haber ganado la prueba, los cachacos tuvieron la posibilidad de irse de rumba por los principales bares de Tobago y además podían invitar a un integrante de cada uno de los otros equipos.

Lo significativo de ese privilegio fue el goce que vivieron los cachacos en su noche de fiesta, pues todos y en especial los que son oriundos de la capital mostraron una faceta completamente distinta a la que vemos cada noche en el programa: bailaron, gritaron, saltaron, algunos se emborracharon y Karoline hasta se tiró al piso en más de una ocasión entre baile y baile.

Fue una noche de locura para el equipo y sus dos invitados María Clara y Kevin, tanto así que en un momento de la fiesta Julián vio que Karoline estaba pasada de tragos y le recomendó no seguir bebiendo dado que al día siguiente tenían Desafío de Salvación, pero ella hizo caso omiso de los consejos de su compañera y siguió como si nada. Otro al que no le importó ni siquiera la lesión que lo aquejaba hacía varios días fue Jeysson, quien pasó por alto si esguince de tobillo y saltó y bailó como si no hubiera mañana.

La rumba fue literalmente hasta el amanecer y al otro día el guayabo fue el común denominador en playa oro. María Clara y Kevin también llegaron en un estado deplorable a sus playas, por lo que sus compañeros intuyeron que los cachacos estaban en el mismo estado y pensaron que podrían sacar ventaja de ello en el Desafío de Salvación.

Desafío de Salvación

Con guayabo y todo, tanto cachacos como antioqueños y vallunos debían competir en un nuevo Desafío de Salvación. La prueba no tenía mucho que explicar, aunque si era por demás exigente.

En el inicio un participante de cada equipo debía empezar encerrado en una jaula, allí tenía que descifrar una pista para poder salir, cuando saliera iba a ser cargado por otro participante de su equipo en el lomo y con la ayuda de un circulo de madera, después iban a hacer un relevo en una parte del trayecto y el concursante que empezó en la jaula sería cargado por otro compañero y más adelante habría otro relevo que tendría como destino la meta final.

Luego, el último participante que cargó a su compañero iría al inicio de la pista para ser cargado por el competidor que inició el recorrido cargando y después pasaría a ser cargado por el siguiente, finalmente de los dos que quedaban el que empezó cargando debía cargar a su compañero por toda la pista.

Contrario a lo que se esperaba, a los cachacos no les hizo mella el guayabo que tenían y con un gran desempeño de todos, en especial de Ángel que cargó a todos sus compañeros, los cachacos terminaron imponiéndose por cuarta vez consecutiva. A antioqueños y vallecaucanos no les quedaba más remedio que volverse a enfrentar en Desafío a Muerte.

Desafío a Muerte

Una vez más, ambos equipos enviaron a esta competición a participantes que no son oriundos de la región: Los antioqueños enviaron a Valentina, que es la única persona de fuera de Antioquia en el equipo. Los vallecaucanos por su parte, antes de decidir quién iría al Desafío a Muerte tuvieron una discusión, pues a Kevin le pareció injusto que siempre tuvieran que ir a esa instancia él y los demás participantes que no son del Valle del Cauca como Alejo y Karen en su momento.

Mákina se sintió culpable por su mal desempeño en la prueba y estuvo de acuerdo con Kevin agregando que él se ofrecía voluntariamente para ir al Desafío a Muerte. Pero Leandro y Cheli dijeron que al ser ellos oriundos del Valle tenían más derecho que los demás y aseguraron que nunca votarían ni por Mákina ni por ningún otro de sus paisanos. Finalmente y a regañadientes Kevin terminó yendo en representación de su equipo.

La prueba era para cualquiera de los dos, pues más que fuerza se trataba de velocidad y destreza ya que los concursantes debían atravesar varias veces la pista, que era en medio de un lago, para recoger unas piezas, armar con ellas una vela muy grande, prenderle fuego en la punta y atravesar con ella nuevamente la pista. Después de eso debían quemar con la vela unas cuerdas que ataban un baúl con unas fichas, luego debían subir escaleras y atravesar un puente colgante para ver un modelo de cómo debían armar un rompecabezas con las fichas de abajo, bajar y armar el rompecabezas.

Contra todo pronóstico y después de ir por detrás en gran parte de la prueba, Valentina, al igual que sucedió con Karmen, terminó imponiéndose a su rival “in extremis” y así logró conquistar el que es su tercer Desafío a Muerte. Kevin por su parte, dominó en la parte física, pero a la hora de armar el rompecabezas se vio bloqueado.

En su despedida, el costeño se mostró bastante descontento al haber sido “carne de cañón” de los vallecaucanos y cuando visitó las playas dijo que era injusto lo que pasaba en su equipo debido a que Leandro, Cheli y Mákina no mostraban un gran desempeño en las pruebas pero aún así no estarían en riesgo mientras hubiera un participante de otra región en el equipo a quien pudieran enviar al Desafío a Muerte.

Ángel y Karen dijeron que también era injusto que los costeños se esforzaran tanto compitiendo para otros equipos a sabiendas de que en caso de perder serían ellos los sacrificados. Ante esto Karoline lanzó un comentario que puso el ambiente un poco tenso afirmando que con costeños o sin ellos en el equipo, los cachacos siempre habían sido un equipo muy fuerte.

Finalmente Kevin se despidió de sus compañeros costeños y de los cachacos y dejó el Desafío Súper Humanos sin uno de sus competidores más fuertes. Una gran pérdida para la competencia, pero en últimas deja claro que en esta competencia no todo es fuerza bruta y que quien se descuide y dé la más mínima ventaja lo puede pagar caro.