Aura María Durán es la quinta eliminada de Gran Hermano CityTV

Juan Pablo Raba, Mónica Fonseca. (Revista Actual)

Aura María Durán se convirtió en la quinta eliminada de Gran Hermano con un 63%. Su paso será recordado por su carisma y relación con Rafael Santamaría, exparticipante.

Entró a la casa sin novio y sin ganas de tener un romance. Sin embargo, adentro se dejó llevar por los sentimientos y logró entablar una fuerte relación con Rafael Santamaría, tercer eliminado del juego, que trascendió las paredes de la casa.

Aura, de 23 años, es Comunicadora Social y Periodista. Le atrajo el reality por su por su premio, pues quería pagar algunas deudas y hacer una especialización en Periodismo y Mercadeo, además de conocer París.

Antes de ingresar a la casa de Gran Hermano renunció a su trabajo porque no le apasionaba lo que hacía. Su gusto está en los medios de comunicación y, sobretodo, en la presentación.

Fue una participante alegre, comprometida y carismática a la que no le gustaba el conflicto. Pero su relación con Rafael, según algunos compañeros, la hicieron entrar en el juego a tal punto de tener discrepancias con Juan Sebastián y demás “Machos Alfa”.

Ellos argumentaron que se había cargado de una energía muy negativa luego de la eliminación de Rafael y que, además, no colaboraba mucho en los oficios de la casa.

Colombia dio su veredicto final y con un 63% debió abandonar la casa, pero, sin duda, tiene un futuro promisorio por su natural belleza y sus ganas de salir adelante.