Avatar de Pink Sauce

Top 20 de las peores producciones del Canal Caracol según Pink Sauce

Pink Sauce nos cuenta las 20 peores producciones del Canal Caracol en el marco de los 19 años de la televisión privada en Colombia.

Por Pink Sauce

Las opiniones aquí expresadas no reflejan en absoluto el pensamiento de este medio

El próximo 10 de julio se cumplen 19 años de la puesta en funcionamiento de los canales privados, que marcaron un antes y un después en la historia de la televisión nacional, que recientemente cumplió 63 años de fundada. Pero al lado de éxitos de rating y críticas en el canal de La Floresta, hay muchos programas que merecen su sitio en el Hall de la Mala Fama, por haber sido estruendosos fracasos entre el público y la crítica especializada, por actuaciones nada memorables, libretos vergonzantes, horarios imposibles y circos varios que nos hacen preguntarnos qué estaba pasando por la cabeza de ese ejecutivo que les dio luz verde. El listado es meramente subjetivo.

20- Pocholo: Hay que ver que esta telenovela del año 2007 no era la de la premisa más ridícula posible, sino lo siguiente: Un hombre que, para heredar una fuerte suma de dinero, debía graduarse como profesional, volviendo al colegio siendo ya muy adulto, y exponiéndose a las burlas de sus compañeros y familiares. Los televidentes reprobaron la actuación de Orlando Valenzuela en uno de sus peores papeles.

19- ¿Quien amará a María?: Absurda telenovela protagonizada por Katherine Porto, donde personifica a una mujer que, habiendo sido traicionada por su esposo, finge 4 personalidades diferentes y conquista el amor de igual número de hombres, enamorados de aquella faceta de la personalidad que ella les da a conocer. En 2008, esta telenovela fue virtualmente acabada a los escobazos.

18- Bazurto: Telenovela emitida en 2014, que fracasó allá donde fue emitida con anterioridad a este país. Y es que nadie podía creer la rocambolesca historia del “Mundial de la champeta”, el robo de un millonario tesoro en un banco o la débil historia de amor entre sus protagonistas, Carmen Villalobos y Miguel de Miguel.

17- La Hipocondríaca: Sainete de medio pelo cuyo lanzamiento postergó Caracol en 2013, porque era consciente que la cosa no pintaba bien para ese corto circuito actoral en que terminó convertida esa inverosímil historia de amores y enredos entre Ernesto Calzadilla y Stephanie Cayo. Terminó, previsiblemente, relegada a horarios cada vez más cercanos a la medianoche.

16- La Granja Tolima: Lo peor no es hacer un reality show con estrellitas estrelladas o gente que no daba pie con bola en la competencia. Lo peor es hacerle dos temporadas a semejante despropósito (2004 y 2010-2011) y fracasar. Para más INRI, acusaciones de fraude en la final rondaron por ahí en ambas temporadas.

15- Clase ejecutiva: Otra perla más del largo rosario de fiascos del Canal Caracol en aquel annus horribilis que fue el 2010 en La Floresta. Sacada del aire por bajo rating y peores críticas.

14- El zorro, la espada y la rosa: Cuando se telenoveliza una saga de acción, y encima se deja como protagonistas a dos actores con cero química entre ellos, ni el más alto presupuesto salva del desastre a esta telenovela del 2007, que mereció todo el garrote que los críticos le dieron.

13- La jaula: Dramatizado del 2003 que demostró que muchos actores juveniles no estaban todavía preparados para hacer parte de una telenovela del prime time. Menos cuando algunas de ellas habían sido aspirantes del reality Popstars, y su idea original era cantar y no actuar. Relegada a otro horario, Sali{o del aire sin pena ni gloria.

12- Nómadas: El aburrido reality de convivencia en un bus que en el 2005 cometió el error de juntar algunos egresados de las primeras temporadas del Desafío, junto con la soporífera presentación de Víctor Mallarino. Única temporada y al olvido.

11- Ay cosita linda mamá: Una de las primeras telenovelas del Canal Caracol, con libretos de Martha Bossio, quien parecía anclada en las tramas más ochenteras posibles. La sobreactuación era la regla general en este despropósito que finalmente, fracasó en rating.

10- Gran Hermano: Una gran franquicia que Caracol nunca supo aprovechar en el año 2003. Mal casting, pésima elección de presentadores, una mecánica del formato sin mucha gracia y una competencia muy fuerte en el otro lado del espectro televisivo hizo que la convivencia de los 17 habitantes de la Casa (16 que entraron el primer día más un reemplazo, tras la expulsión por reglamento de una participante) no moviera a nadie a tener buen concepto de este formato, que terminó recalando en otro canal, años después, con poco éxito. Ni la estadía temporal de Amparo Grisales salvó este barco de irse a pique.

9- Papaya: Programa de pseudo humor que emitía el Canal Caracol en sus albores, y que no despertaba sino bostezos, no necesariamente por lo tarde en que se emitía, sino por lo absurdo de su planteamiento, que a nadie gustó. Salida del aire más que esperada.

8- Divino Niño: Dramatizados unitarios que pretendieron ser la copia criolla y barata de La rosa de Guadalupe, que cayeron mal en un público que hizo fracasar el formato desde su debut. Las otrora “tardes ganadoras” de Caracol recibían un alud de críticas durante el breve periodo en que este bodrio estuvo al aire.

7- Buscando el cielo: O la versión ñoña y caracolera de Protagonistas de novela, sin cara a cara, que consistía en un experimento raro con un dramatizado homónimo que se emitía, y donde la escena con el participante ganador era la que le garantizaba su permanencia dentro de la casa-estudio. El híbrido no gustó y finalmente desapareció de las antenas en 2006.

6- Polvo Carnavalero: Telenovela de reciente factura, con un guión mediocre, un elenco penoso y un final que, aparte de predecible, no gustó a nadie por sus enormes baches de edición. La exaltación del fementido cliché entre los costeños flojos y rumberos versus los cachacos hipócritas y cuadriculados.

5- La dama del pantano: Uno de los peores descalabros financieros y en críticas para un canal Caracol que apenas despuntaba en los gustos de la teleaudiencia. Menos mal Juanita Acosta buscó otros destinos laborales, porque su paso por las telenovelas nacionales se saldó con puros fracasos. Significó que rodaran cabezas en el canal del molusco tras el desastre.

4- La teacher de inglés: Otra de las telenovelas a los alaridos, tan propia del canal Caracol, que incluso tuvo rumores de haber sido plagiada. No sirvió al Canal para sortear la paliza que le daba RCN a comienzos del 2011. Parejas inverosímiles y la conformada por Víctor Mallarino como el dueño de una fábrica de ropa íntima y Carolina Gómez como la sufrida docente de la lengua de Shakespeare.

3- Tu cara me suena: O la ruin forma de masacrar un formato exitoso a nivel mundial con esa infumable manía de adaptar concursos de emisión semanal a todo un circo de lunes a viernes. Pésima venta hizo ATresMedia de su programa en tierras neogranadinas.

2- Mujeres al límite: Heredera de esas actuaciones baratas tan propia de Padres e Hijos, el asqueante formato presentado por Mónica Rodríguez infortunadamente duró años en pantalla, para el deleite de empleadas del servicio, desempleados y gente horrible, hasta cuando las telenovelas turcas se enquistaron en ese horario.

1- Taggeados: El gran fracaso de los youtubers colombianos al pretender hacer su crossover mediático. Canal Caracol debe agradecerle mucho al desempeño de Nairo Quintana en la Vuelta a España del 2015 para poder barrer este formato que, desde el comienzo, generó más dislikes y trinos en contra de su permanencia. Es que era todo y nada a la vez. Un batiburrillo que no llegó ni a los dos meses al aire cuando se le disfrazó con una emisión web que no alcanzó a comerse las uvas del 2016. Y eso que su competencia eran las mismas películas más vistas que la Luna.

¿Son todas las que están o están todas las que son?