RCN vuelve con lanzamiento doble y de nuevo doble fracaso

Opinión: RCN vuelve con lanzamiento doble y de nuevo doble fracaso
opinion
Las opiniones aquí expresadas no reflejan en absoluto el pensamiento de este medio

Por: Pink Sauce

hace 3 meses

RCN vuelve a la carga con un lanzamiento doble. Tras los descoloridos finales de Grandes Chicos y Bloque de búsqueda, llegan dos nuevas “ficciones”: la enésima bionovela que ha parido nuestra TV y el refrito de una serie gringa, con ligeros cambios de elenco respecto de la primera parte (me resisto a llamar “temporada” a lo que no lo es)

En primer lugar, en el sufrido horario de las 8 p.m., aún contando con la modorra en que ha caído Desafío SuperHumanos; Todo es prestao cumple con su título: Todo se siente prestado, copiado o calcado de novelas (y especialmente bionovelas) pasadas: Pelucas ridículas como las de La selección (¿acaso el horrendo bisoñé del protagonista lo hicieron con vello púbico?) las mismas preguntas sobre el cuestionable criterio para elegir a quien hacerle una bionovela (¿Qué es lo relevante en la vida de Galy Galiano para merecer una bionovela?), actores que vienen de fracasar en otras producciones de RCN, como es el caso de Abel Rodriguez (Celia), Carolina López o Kriss Cifuentes (Azúcar), Laura León y Aco Pérez (ambos de La Playita), un protagonista que no crece, sino simplemente le pintan más canas, como en Diomedes, la “confidente friendzoneada” (La caresapo), cuál Caremonja de La Selección, una fotografía y escenarios que parecen rechazos de Diomedes; una especie de paisa avivato (representado aquí por Luis Eduardo Arango) como en Las Hermanitas Calle, una familia costeña sobreactuadamente dediparada como en El Joe o Chepe Fortuna enfrentada con una familia extensa y pobres del protagonista (Las Hermanitas Calle, Diomedes, etc…)

La novela comenzó con una premiación supuestamente en Guatemala en 1981, donde se notó a leguas lo mal actor que es Brian Moreno. Si la pretensión es ser cómico (con el traspié con el micrófono), fracasa rotundamente. Su narración llega a exasperar desde el primer minuto. Parecía Manuel F, el sobreactuado papel de Miguel Varoni en Las Juanas.

Ni hablemos de ese playback tan patético, aún cuando la canción la interpreta el cantante original. del resto,las escenas fueron musicalizadas cual maldita rockola hasta el fastidio. Sobre todo, cuando el actor principal no sabe cantar, handicap que no remontará nunca. Y es que del resto del elenco no se saca uno bueno. No hay un libreto que resista el más mínimo análisis, esta novela se nota hecha a la carrera, al “maldita sea”. El argumento de la serenata a una supuesta enamorada de Gali Galiano (cuyo nombre real es Carmelo) que fungió como hilo conductor del primer episodio daba pena ajena, tanta como esa pelea entre la familia de Galiano y los Serrani, que parecía de patio de colegio. Definitivamente, Todo es prestao no es mala, es perversa, ridícula, prescindible, estúpida y sin gracia. Si éste era el cartucho que quería gastarse RCN para salvar un horario que se le niega, la verdad, fracasan en el intento. Parece programada por el enemigo. Y visto su paupérrimo Rating en su debut (6.3), parece que a la gente la espantó semejante sainete de medio pelo.

Con Sala de Urgencias 2, pasamos , en la misma franja horaria, de ver a Rafael Novoa como policía, a verlo como médico, otra vez. Grave error. En materia de rotación de elencos, van muy mal. Sobre todo, si se considera que Sala de Urgencias 1 fue emitida a las 10 pm. Creo que de haberse lanzado en lugar de ese bodrio llamado En la boca del lobo, habría tenido mejor suerte. Y eso, soy muy condescendiente, porque el primer episodio, donde Emmanuel Esparza (que no aporta mayor valor agregado al elenco) hace su debut en la trama, en un concierto bastante extraño de Peter Manjarrés, no es para tirar cohetes. Del resto, el episodio es más de lo mismo que hemos visto en todas estas series de médicos gringas reconvertidas a los empujones en telenovelas latinas: un residente que se las da de exigentes era en realidad es un “vida Chevere” (Carlos Torres), heridos tan ficticios como el comentado Peter Manjarrés (cual Enrique Iglesias con el Drone) o la que se queda encerrada en un baño portátil y queda untada de… Ya ustedes saben. Y todo con toneladas de sangre ficticia y un ritmo trepidante que marea. Por cierto ¿Para cuándo la tutela con medida previa o el desacato?¿Cuántas temporadas gringas se transforman en infinitos episodios de lunes a viernes?

La verdad, a mí poco me interesa ver esta producción que queda casi al nivel de una mala parodia de la versión norteamericana. La suma de los clichés, agravada con una crisis de elencos: Marcelo Dos Santos será médico a las 9 en ambos canales, oficialmente. Ah, y Marcela Benjumea también es de las que compite contra ella misma. De hecho, se dice que cuando una producción trae una estrella invitada en un episodio, es porque el mismo flojea. Ahí, de poco vale la inversión en hacer grandes cabezotes que nadie ve más allá del debut. Un debut que tampoco llegó ni a los 7 puntos. Días de divorcio con el Rating que siguen en el canal de las tres letras…