Canal RCN continua con su política de programación errática

Pink Sauce nos entrega un análisis del más reciente estreno del Canal RCN 'Grandes Chicos' en cabeza del humorista Andrés López.

Opinión: Con Grandes Chicos RCN continua con su programación errática
opinion

RCN sigue con su política de programación errática, ahora titulada “Buenos vientos RCN”, la forma eufemística de llamar a la “operación Activia” que van a implementar entre agosto y septiembre: Sacar mierda acumulada para meter más mierda nueva. La guillotina de los finales (programados o no) cae sobre RCN, y gracias a ello tenemos el estreno de Grandes Chicos, que no es más que el mismo escenario lleno de colorinches tipo Factor XF o Un Minuto para Ganar Kids, donde “los protagonistas son los niños”, pues son ellos los que harán la revista de variedades de lunes a viernes, como si se tratase de un Colombia tiene talento, pero sin que los niños compitan entre sí o necesariamente sean todos colombianos – de hecho, en el programa debut, vino una niña del Brasil-. Es decir, es más cercano a un Festival Internacional del Humor (porque, de hecho, Andrés López me hace reminiscencia a cuando presentó el vetusto formato en Caracol).

Lo que pasa con los formatos infantiles (que, en lo personal, me aburren solemnemente), es que en RCN se ven postizos. Nadie les cree esa imagen de canal familiar, y es que tal vez esta es la veta que trata de explotar el canal de las tres letras: “Ah, como en Caracol solo muestra cuerpos ligeros de ropa, mostremos niños, que la gente les tendrá mucha ternura”. Lo que pasa es que este remedo de Sábados Felicitos (que tampoco es que fuera la mata de la creatividad), a los cinco minutos, ya pierde la gracia. La estrategia de ñoñez extrema es denominación de origen de los de la Floresta. Lo que más me aleja de formatos como Grandes Chicos es que nunca se sabe cuántos padres opresores o explotadores hay detrás de cada niñ@.

Chévere ver al chico que sabe armar cubos rubik, o al que toca el saxofón, o niños con habilidades matemáticas, y hasta si me apuran, con el que admira a Diomedes (aun con el mal ejemplo que él me parece y con lo jarto que fue ver a Orlando Liñan de nuevo) pero ¿Esto es lo que vale la pena ver de lunes a viernes? ¿Cómo se definen las políticas de programación en RCN, al tin marin de do pin güe?. Y no es que yo defienda la estética del Desafío Súper Humanos, ustedes bien saben que NO es así. De hecho, mientras en un canal muestran a un niño dirigiendo una orquesta, en el otro canal vemos los “sesudísimos” análisis de un equipo de porqué perdieron o ganaron una prueba. Y culos. Y entrepiernas.

En definitiva, Grandes chicos es un buen formato pero en un muy mal horario, que no hará ni cosquillas al rival. De hecho, en su debut, marcó más de dos puntos menos que su enfrentado directo. Por algo dicen que “un par de tetas jalan más que un par de carretas”.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan el pensamiento de este medio.