Desafío Súper Humanos ¿Algo nuevo bajo el sol (de Trinidad y Tobago)?

Pink Sauce nos entrega su opinión sobre la nueva versión del reality del Canal caracol Desafío Súper Humanos.

Opinión: Desafío Súper Humanos ¿Algo nuevo bajo el sol?
opinion

La decimotercera temporada del Desafío volvió a apelar a la lucha entre seis regiones, y en su episodio debut, Sebastian Martino, viejo conocido de la franquicia –es quien desarrolla las pruebas – dio la partida hasta un banco de arena ubicado a 1.600 metros, en menos de 12 minutos. Hasta ahí, vimos muchos cuerpos esculturales y la verborrea oficial del programa, de la que ha hecho gala desde 2004. Me sentí en un largo comercial de Gatorade®.

Pronto, todo derivó en la trillada muestra de los clichés de cada región, repetidos a fuerza de seis temporadas (2008, 2009, 2010, 211,2012 y ahora 2016) haciendo la misma tontería. Incluso, en el episodio debut vimos una maquina cosiendo los cursis uniformes de las 6 regiones (¿Los patrocinan Pfaff o Singer?). Y para más bien poco, porque en un solo programa, sacaron no uno, sino 17 participantes. En un solo programa eliminaron tanto personal como Masterchef, sus rivales de patio, que languidecía en ese horario, dada la errática política de programación del Canal RCN, de la que hemos hablado hasta la saciedad.

Volviendo al formato de Caracol, les anunciaron que en cada una de las pruebas territoriales habría baúles con monedas que representan dinero, pero a la vez, representará tiempo en contra del equipo. Cada moneda será de cada quien, y servirá para negociar el hambre en las playas Plata y Bronce. Es decir, la estratificación –que aportan las playas diferenciadas- y la supervivencia, núcleos centrales de esta competencia, se van por el drenaje. Puede ser apenas plausible que los participantes puedan comprar sus suplementos alimenticios para no perder su forma, pero creo que perderá la competencia territorial en intensidad.

Más pronto de lo esperado, Desafío se está jugando sus viejos trucos: Ni bien ha pasado la primera semana y ya hicieron la prueba en donde todos los integrantes de los equipos menos uno están con los ojos vendados, sorteando una pista de obstáculos. Ello bien puede explicar porqué ya cedió el primer lugar en rating a tan solo tres programas emitidos.

Para rizar el rizo, anunciaron que habría un equipo de Fuerzas militares élite este año – no sabemos si con vocación de permanencia-. Trinidad y Tobago, a diferencia de Marruecos o la India, pasará como una mera locación sin mayor importancia narrativa en el programa. Por otra parte, veo más gente tatuada en este Desafío que en toda una temporada de Miami Ink. En definitiva, si el televidente quiere ver peleas libreteadas, cuerpos como sacados de Acapulco Shore pero con las mismas pruebas de toda la vida pero en distinto orden, rindiendo culto a la fuerza bruta, este programa de soft-porn, digo, este reality es para Ud.