4 Caminos, pero ¿cuál es el correcto?

Pink Sauce analiza y nos entrega su opinión sobre el nuevo programa periodístico del Canal RCN presentado por Silvia Corzo '4 Caminos'.

Opinión: 4 Caminos, pero ¿cuál es el correcto? por Pink Sauce
opinion

RCN pretende renovar su franja de programas de opinión de los domingos y en ella entra en juego 4 Caminos, que marca la llegada de Silvia Corzo al canal de Las Américas, relevando la labor que antes hicieran, con muy poco éxito reciente, los programas de Eccehomo Cetina y Pirry.

La primera inquietud que nos asalta es ¿La idea de 4 caminos, de hacer igual número de investigaciones sobre diversos temas será suficiente para hacerle el contrapeso a consolidados formato como Los Informantes o Séptimo día? Creo que la respuesta es negativa. Y lo es por varios factores:

El primero de ellos es el pésimo programa que le antecede. Descárate sin evadir, hundido en el fondo de la tabla del primetime dominical, demostró que como magazín de entrevistas, ni atrae audiencia ni gusta a la crítica.

Si RCN esperaba que 4 caminos jalonara la franja, no lo logró. Las cifras de rating demostraron que poco o nada cambia a favor del canal de las tres letras, si lo que va a mostrar es casi una copia al carbón de los programas de sus rivales de patio. Una copia que no vale la pena ver.

4 Caminos pecó por tener un programa debut que no tenía nada medianamente novedoso o impactante qué mostrar: ¿Hablar sobre la indisciplina al interior de las Farc? Ya muy visto, parecía una sección copiada de Séptimo día. ¿Un documental sobre la vida en la Sierra Nevada de Santa Marta? Muy bonito, pero, ídem. ¿Consumir marihuana por 200 horas para saber cuáles son sus reales efectos? Lo siento, Diana Salinas, esto no es Super Size Me. ¿Entrevistar a Lilian Tintori? Se les adelantó Caracol.

Doy por descontado que en RCN les darán un periodo de prueba al programa de Corzo, Fajardo, Salinas y Vélez, solo mientras no tengan nada más qué programar en las noches de los domingos. Pero 4 Caminos puede pasar a la historia como otro programa periodístico más que ningún valor agregado aporta al género en Colombia. Tal vez, otro debía ser el camino.