Shakira en busca de nuevos sonidos

Milena López, Laura Acuña y Adriana Betancur. (Twitter)

Un equipo de producción de Shakira se internó en las selvas colombianas, en varias localidades y ciudades de distintas regiones, para “capturar” ritmos y aires “que servirán de base” a la nueva música y canciones de la cantautora, revelaron hoy a Efe en Bogotá fuentes de la artista.

El novio de la autora e intérprete de “Pies descalzos”, “En dónde están los ladrones” y “Las caderas no mienten”, entre otras, el argentino Antonio de la Rúa, encabezó “la expedición”, añadieron las fuentes.

La “aventura musical enriquecedora”, que culminó la semana pasada, tuvo más de un centenar de citas étnicas y culturales, y visitó regiones tan apartadas como Guapi y Timbiquí, en los departamentos de Nariño y Cauca, sobre la costa al Océano Pacífico, suroeste.

Los productores de la laureada estrella colombiana se reunieron, entre otros, con Carlos Rojas, en los Llanos Orientales; con Pablito Flórez, compositor e intérprete del porro en San Pelayo y con Juancho Fernández de los Gaiteros de San Jacinto. Igualmente mantuvieron encuentros en Valledupar con el juglar vallenato Lorenzo Morales, quien cumplió en junio pasado 95 años de edad; con Nafer Durán, tres veces “Rey Vallenato” y con “la cantadora de bullerengue (aire afro americano), Etelvina Maldonado y la reina de ese ritmo, Petrona Martínez. También con los hermanos Torres, de música popular “carranguera”, y con el maestro de la marimba, Diego Balanta.

De La Rúa, quien también tuvo tiempo para visitar escuelas de la Fundación Pies Descalzos, de Shakira en Chocó, estuvo acompañado por María Clara Posada, en la producción artística de la gira y por John Hill, productor internacional de músicos como Yoko Ono, Santogold y Natasha Bedingfield. Asimismo, John Morrical, ingeniero de sonido, quien por vez primera visitó Colombia; el fotógrafo Carlos Andrés Vallejo, y el también productor Luis Fernando Ochoa, y también el asesor de De la Rúa, Rodrigo Iervolino.

El equipo de trabajo de Shakira, finalizó con un material fotográfico, fílmico y técnico musical de valor incalculable y en géneros como el currulao, la salsa, música llanera, vallenato, porro, chirimía y muchas expresiones más propias de las raíces folclóricas de Colombia. Toda esta compilación “será llevada a los estudios de grabación para generar música nueva, basada en estos ritmos y adaptada a los tiempos modernos”, concluyeron las fuentes

EFE