La cantante Kesha denunció a su productor por abuso y agresión

Kesha denunció a su productor por presuntos abusos físicos y verbales, además de acoso y estrés emocional.

Kesha denunció a su productor por abuso y agresión

La cantante Kesha denunció a su productor Dr. Luke por presuntos abusos sexuales, físicos y verbales, además de acoso y estrés emocional sufridos durante los últimos diez años.

La artista acusa a su productor, cuyo verdadero nombre es Lukasz Sebastián Gottwald, de “forzarla a tomar drogas y alcohol para aprovecharse de ella mientras estaba drogada”, según la denuncia interpuesta en la Corte Suprema de California.

Kesha, de 27 años, cita una ocasión en la que despertó “desnuda” en la cama de Dr. Luke, “sin capacidad para recordar cómo había llegado hasta allí”, después de que él la obligara a tomar unas pastillas.

La cantante, que se dio a conocer con el hit “Tik Tok”, aseguró que las agresiones a las que estaba sometida le provocaron bulimia nerviosa y que en enero de 2014 ingresó dos meses en un centro de rehabilitación después de que los médicos le dijeran que su vida “corría peligro”.

Por otro lado, la intérprete también afirmó que su productor la aisló de su familia y amigos cuando se trasladó a vivir a Los Ángeles y que la amenazó repetidamente con “destruir” su carrera si contaba “estos incidentes”.

Kesha, cuyo verdadero nombre es Kesha Rose Sebert, reclama una indemnización económica a su productor por daños y el fin de cualquier vinculación laboral con él para poder firmar nuevos contratos con otros agentes y sellos discográficos.

Dr. Luke, que también ha trabajado con Kate Perry, Rihanna y Shakira, denunció a su vez a Kesha por calumnias, afirmando que las acusaciones de la cantante son un montaje orquestado por su madre para romper su contrato.