Tatuador debe pagar por quitar tatuaje de joven belga

Por: John Peña

hace 7 años

Kimberley Vlaeminck le dio la vuelta al mundo tras tatuarse 56 estrellas en el rostro y denunciar en un principio que el tatuador lo había hecho mientras ella estaba dormida. Luego de meses, la familia logró que el profesional pague 3.000 euros para borrar los tatuajes con láser.

El acuerdo, negociado entre los abogados de ambas partes, pone fin a tres meses de discusiones y de diferentes versiones de los hechos que tuvieron un gran impacto en los medios.

Para eliminar todos las estrellas que cubren la parte izquierda de su rostro, la joven tendrá que someterse a 10 sesiones de láser con anestesia local, cada una separada un mes de la siguiente y con un coste de 300 euros.

La joven de 18 años denunció en junio pasado por supuestamente haber dibujado en su rostro 56 estrellas negras en lugar de las tres que ella había solicitado.

Según la primera versión de Vlaeminck, el tatuador aprovechó un momento en el que ella se había dormido para llevar a cabo el trabajo, algo que él negó en todo momento.

Más tarde, un canal de televisión holandés grabó unas declaraciones de la joven en las que se mostraba satisfecha con la sesión de tatuaje, aunque su padre “estaba muy furioso” por sus resultados.