Postulan al Papa Francisco al Premio Nobel de la Paz

El Papa Francisco está entre los candidatos al premio Nobel de la Paz, según anunció el director del Instituto Nobel de Oslo, Geir Lundestad. Detalles acá.

texto

El Papa Francisco está entre los candidatos al premio Nobel de la Paz.

La candidatura se conoce pocos días antes de que el papa argentino Jorge Bergoglio cumpla, el próximo 13 de marzo, el primer aniversario de su pontificado.

La comisión Nobel reducirá la lista a una docena de nombres antes de fines de abril y finalmente el elegido será anunciado el 10 de octubre en Oslo, según informó la agencia ANSA.

Entre los postulantes al Nobel de la Paz de este año también figura Edward Snowden, ex contratista de la CIA que divulgó una red de espionaje de los Estados Unidos a nivel global y ahora está refugiado en Rusia.

Se destacan también en la nómina la activista paquistaní Malala Yousafzai, el ginecólogo congoleño Denis Mukwege, y la jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Catherine Ashton.

Según explicó Lundestad al realizar el anuncio en Oslo, “hemos tenido un número creciente de nominaciones de personas de países que nunca habían presentado candidaturas”.

El premio Nobel es otorgado por un comité con sede en Noruega y sus miembros son libres e independientes, pero la Fundación Nobel está encargada de garantizar que sus distintos comités, entre ellos el de la Paz, respeten las disposiciones del testamento dejado por Alfred Nobel, el empresario industrial sueco que murió en 1896.

El premio al Nobel de la Paz es de 1,5 millones de dólares

Fredrik Stang Heffermehl, presidente de la ONG Consejo Noruego para la Paz, sostiene que el propósito original del premio era reducir el poder de las fuerzas armadas en las relaciones internacionales.

A partir de la Segunda Guerra Mundial, el comité amplió el premio para incluir a activistas ambientalistas, humanitarios y de otro tipo.

Los criterios que asentó Nobel en su testamento en 1895 son más bien vagos y dicen que el premio deben ser para los que “trabajan por la fraternidad entre las naciones, por la abolición o reducción de los ejércitos permanentes y la promoción de congresos por la paz”.

Las decisiones del comité suelen provocar controversias sobre los premiados y es raro que el mundo coincida acerca de quién merece el premio de 1,5 millones de dólares.