Michael Jackson fue enterrado con su guante blanco y gafas de sol

Michael Jackson fue enterrado con sus característicos guantes blancos, lentes de sol, vestido con perlas y un cinturón de oro, dijo su hermana La Toya en una entrevista que será transmitida el viernes en la televisión estadounidense.

“Estaba vestido con perlas completamente blancas que le cruzaban, colocadas en caída y un hermoso cinturón de oro grande, como el tipo de cinturón que ganan los boxeadores”, dijo La Toya Jackson a la periodista Barbara Walters en una entrevista para el programa 20/20 que será emitida el viernes por la noche en el canal ABC.

Jackson, de 50 años, falleció el 25 de junio por una sobredosis de medicamentos recetados y fue enterrado el pasado 3 de septiembre en un cementerio de Los Angeles.

Aparte de estar completamente maquillado, Michael Jackson fue enterrado con uno de sus famosos guantes blancos, dijo La Toya Jackson, quien lo describió como un hombre con un gran corazón.

“El no era Dios, pero ciertamente era divino”, dijo La Toya a Walters. “El fue lo más parecido a un Dios que yo conocía”.
La Toya Jackson evitó consultas acerca de los orígenes de los tres hijos de su hermano, Prince Michael, de 12 años; Paris, 11 años; y Prince Michael II, de 7 años, también conocido como Blanket.

“Eso realmente no importa, ellos son los hijos de Michael”, dijo en la entrevista. “El crió a esos niños. Ellos estuvieron en sus brazos cuando nacieron”, agregó.

Informes de prensa han sugerido que el dermatólogo de Jackson, el doctor Arnold Klein, donó su esperma para los dos hijos mayores de Jackson y su ex esposa Debbie Rowe; mientras que las identidades de los padres biológicos de Blanket nunca han sido reveladas.

En tanto, la compañía privada y copropietaria de la famosa residencia de Jackson en California, el rancho Neverland, retiró esta semana las solicitudes oficiales presentadas en agosto para registrar varios nombres comerciales del terreno.

Las solicitudes fueron presentadas en el caso de que los dueños de Neverland decidieran transformarlo en un sitio turístico con un museo. Un portavoz de la firma, Colony Capital, se negó a ofrecer comentarios.

Reuters