Aplazan hasta marzo juicio contra Justin Bieber

Aplazan hasta el mes de marzo el juicio contra el cantante canadiense Justin Bieber. Más detalles acá.

Aplazan hasta el mes de marzo el juicio contra el cantante canadiense Justin Bieber.

La audiencia inicialmente prevista para el 14 de febrero fue pospuesta para el 3 de marzo ante el juez de Miami William Altfield, indicó en un comunicado Eunice Sigler, directora de la oficina de relaciones públicas del 11 Circuito Judicial del Tribunal de Miami-Dade.

Al otro joven detenido, el cantante de R&B Kahlil Amir Sharieff, a quien el magistrado le impuso una fianza de mil dólares, se le acusará formalmente el próximo 24 de febrero del cargo de conducir bajo la influencia del alcohol.

El pasado 29 de enero, el artista canadiense se declaró “no culpable” de los cargos que enfrenta en un tribunal de Miami.

El cantante canadiense, de 19 años, fue arrestado en la madrugada del 23 de enero entre otras razones por la supuesta competición del artista en una “carrera de aceleración” (“drag race”) por una zona residencial de la ciudad, como se detalla en el informe policial.

Tras el arresto de Bieber se comprobó que el sistema GPS del vehículo alquilado que conducía, un Lamborghini, indicaba que la velocidad no era excesiva.

La Policía de Miami Beach ha sido objeto de críticas por algunos puntos que destaca su informe sobre el caso, entre otros la supuesta competición de la estrella del pop con un amigo.

Bieber fue arrestado por conducir supuestamente en una carrera ilegal bajo la influencia de sustancias tóxicas, velocidad excesiva y resistencia a la autoridad sin violencia.

El cantante admitió a los agentes, tras su detención, que había fumado marihuana, bebido una cerveza e ingerido unas pastillas para las que se requiere prescripción médica antes de ser detenido, según la Policía, en cuyo informe se señala que “olía fuertemente a alcohol”.

No obstante, el informe toxicológico difundido en días pasados señala que el nivel de alcohol en la sangre del artista canadiense en el momento de su arresto era de 0,014 %, equivalente a menos de un vaso de cerveza y por debajo del límite legal de Florida, que es de 0,08 %.

El cantante fue puesto en libertad a las pocas horas tras comparecer ante el juez por videoconferencia y pagar una fianza de 2.500 dólares.