Alejandra Guzmán sale del hospital

Sara Uribe y Fredy Guarín mantenían una relación desde hace varios meses.

La cantante mexicana Alejandra Guzmán abandonó hoy el hospital donde fue intervenida la semana pasada para revertir un tratamiento de belleza que le causó una infección grave y una fibromatosis.

Guzmán, quien abandonó el hospital en silla de ruedas, deberá continuar su tratamiento en casa y en unos 20 días se espera que se le dé completamente de alta.

Los médicos irrigaron sangre en las partes cortadas y las zonas cauterizadas para revertir los daños causados por el tratamiento de belleza y que consistió en una inyección de “cemento para los huesos” aplicada en la parte baja de la espalda.

La semana pasada, la llamada “Reina de corazones” relató a la prensa que el tratamiento estético se le infectó, lo que le provocó fuertes dolores.

Guzmán ha asegurado que demandará a la clínica Valentina Medicina Estética, de la ciudad de México, cuya propietaria está detenida luego de las denuncias de lesiones personales interpuestas por otros pacientes.

Además, señaló que establecerá una fundación para ayudar a personas afectadas por las malas prácticas estéticas y “a todos los que han muerto por no tener dinero” para revertirlas.

“No me volveré a poner ni un (tratamiento) facial”, dijo la cantante tras señalar que estas prácticas son “una bomba de tiempo que acaba por salir”.

La Fiscalía de Ciudad de México detuvo hace unos días por denuncias de lesiones personales a Valentina Albornoz Peña, propietaria de tres clínicas cosméticas, tras las denuncias de dos mujeres, una de las cuales aseguró que fue violada por uno de los empleados y la otra que resultó lesionada tras un tratamiento contra el envejecimiento.

EFE