Suecia gana Eurovision 2015 y Rusia en segundo lugar es abucheado

Suecia se alza con el titulo del Festival de la canción Eurovision 2015 mientras que Rusia se queda con el segundo lugar tras ser abucheado.

Suecia gana Eurovision 2015

El Festival de Eurovision celebró su sexagésima edición en Viena, Austria, y este aniversario de diamante dio como resultado a Suecia repitiendo el triunfo que había logrado recientemente en 2012 y sube a seis sus victorias en el Festival, con 365 puntos, en la voz de Måns Zelmerlöw y su tema “Heroes”, al margen de algunas acusaciones de plagio tanto del tema como de la puesta en escena.

El país escandinavo obtuvo los 12 de Finlandia, Letonia, Dinamarca, Suiza, Bélgica, Australia, Eslovenia, Reino Unido, Polonia, Italia, Islandia y Noruega, más otras notas altas de otros países.

En segundo lugar quedó Rusia, un tema muy estilo Disney que estuvo liderando al comienzo de las votaciones, pero finalmente se llevaron 303 puntos mientras, como había ocurrido el año anterior, recibía abucheos y pitadas por parte del público por las políticas antihomosexuales de su Gobierno.

Entre los puntajes destacados, los 12 de Bielorrusia, Azerbaiyán (ambos predecibles), Armenia y Alemania. Y la medalla de bronce fue para Italia, cuya portentosa canción se llevó los 12 de Malta, Grecia, Rumania, Albania, Israel, España, Rusia, Chipre y Portugal.

Pero, por otra parte, fue un festival donde los demás finalistas directos tuvieron un rotundo batacazo: Puesto 21 para España, 24 para Reino Unido, 25 para Francia y lo más terrible, último lugar ex aequo entre Alemania y Austria con la dolorosa cifra de cero puntos, algo inédito en una gran final de los tiempos modernos. La última vez que se vio a dos países quedar en ceros en el Festival fue en 1997.

Las postales de este año fueron muy bellas, y con guiños a países retirados como Luxemburgo, Ucrania, Turquía, Eslovaquia o Bosnia & Herzegovina. Fue una pena tantas caídas de las transmisiones de los votos y en general muchos detalles técnicos de la ORF como televisión anfitriona. Ahora, el testigo le queda a la SVT. ¿Estocolmo, Gotemburgo o Malmö? Solo el tiempo nos lo dirá.