Mel Gibson no dio la talla para ser James Bond

Por: John Peña

hace 7 años

Mel Gibson no pudo convertirse en James Bond por ser demasiado bajito. El protagonista de Arma Mortal y Corazón Salvaje estuvo muy cerca de encarnar al agente secreto 007, pero los productores de la saga le excluyeron al considerar que no daba la talla.

A mediados de los noventa, cuando estaba en lo más alto de su carrera como actor, Gibson estaba decidido a cumplir su sueño y movió sus fichas para colocarse como el principal candidato para meterse en la piel del agente secreto más célebre de la historia del cine. Pero según relata Tom Mankiewicz, guionista de algunas de las películas más célebres de 007, su 1,75 le jugó una mala pasada.

Fue Albert Broccoli, uno de los históricos productores de la franquicia de Bond hasta su muerte en 1996, el que rechazó a Gibson por bajito. “En un momento Mel Gibson quería interpretar a Bond. Pero Broccoli estaba en contra ya que quería que Bond fuera alto y Mel era demasiado bajo, aunque una gran estrella”, afirmó Mankiewicz que aseguró que United Artists, el estudio que tenía la saga en su poder, confiaba en Gibson, una gran estrella que aseguraba el taquillazo, pero el productor impuso su criterio.

Y es que el de los Bond es un club de altura: George Lazenby (1,89), Sean Connery, Timothy Dalton (1,88) y Roger Moore que con Brosnan era el más “menudo” con 1,85. Eso sí después de Brosman llegó la revolución al mundo de 007 con Daniel Craig, el primer Bond rubio y el más bajito de la historia con su 1,80 oficial.