Drew Barrymore obtiene buenas críticas en debut como directora

Algunas personas parecen tener toda la suerte, como la actriz, productora y ahora directora Drew Barrymore.

Pero tener suerte y ponerla en práctica son dos cosas muy distintas y tras la aparición de las primeras críticas del debut como directora de Barrymore -la película sobre chicas Whip It-, parece que la estrella ha descubierto una nueva carrera.

Whip It, sobre una joven mujer que elige al agresivo deporte de roller derby en vez de seguir los sueños de su madre en concursos de belleza, debutó en el Festival Internacional de Cine de Toronto y fue calificado como un “debut asombroso” por la publicación The Hollywood Reporter.

Barrymore es hija de la leyenda de Hollywood John Drew Barrymore, quien es hijo de otra leyenda de la actuación, John Barrymore, hermano de Lionel Barrymore e Ethel Barrymore.

La actriz de 34 años inició su carrera de niña en películas como Altered States y el filme de Steven Spielberg E.T.: The Extra-Terrestrial. Como adulta, la actriz comenzó a producir películas como las exitosas versiones de Charlie’s Angels y la sensación del cine independiente ”

Donnie Darko.

“Ella estuvo increíble”, dijo la actriz de Juno y nominada al Oscar Ellen Page, quien interpreta a Bliss Cavendar, también conocida como Babe Ruthless, del equipo Hurl Scouts. “Trabajó sin cansancio. Nos dio energía a todos, lo que fue asombroso”, agregó.

De día, Bliss es una chica de escuela secundaria de un pequeño pueblo de Texas que escucha música rock y odia a las reinas de belleza adolescentes que su madre (Marcia Gay Harden) admira.

Cuando Bliss descubre a las chicas del derby -un deporte que se practica sobre patines- en un viaje a Austin, cambia su horario de trabajo para entrenar de noche.

Mientras siguen apareciendo críticas positivas desde Toronto, aún se espera la reacción de los cinéfilos estadounidenses después del lanzamiento de Whip It el 2 de octubre. Pero una cosa está clara, el debut de Drew parece haber comenzando con mucha suerte.

Via
El Espectador