Helver Orlando López se convirtió en el séptimo eliminado de Gran Hermano

Por: María Mónica

hace 4 años

El bogotano Helver Orlando López se convirtió en el séptimo eliminado de la casa de Gran Hermano CityTV 2012.

Helver Orlando abandonó la competencia con un 49%. Para el recuerdo quedarán sus historias, su carácter y la lealtad que siempre lo acompañó.

El bogotano, de 33 años, era el más viejo del juego (antes de que entrara Agustín, quien tiene 34 años) y, por ende, el más experimentado.

Su fuerte pasado, al haber estado preso durante cinco años por el delito de receptación de autos, le dio las herramientas necesarias para madurar y aprender de los errores.

Fue por este motivo que entró al reality con tres objetivos claros: reconstruir su imagen, devolverle a su mamá todo lo que ha hecho por él y ser un orgullo para su hijo Juan Pablo, de 12 años.

Tal vez por esta razón fue que intentó ser el hombre de la casa, ese personaje de carácter fuerte, que le gustaba que todo anduviera bien. Sin duda, era un hombre muy disciplinado.

Pero fue su franqueza, su forma de ser y sus acciones autoritarias, en ocasiones, las que llevaron a sus compañeros a que votaran por él el día de las nominaciones.

Colombia decidió con un 49% y ahora su recuerdo quedará grabado en la memoria de Gran Hermano Citytv 2012 y en la de los demás participantes.